Hay veces que la simple participación en un hackathon puede cambiarte la vida.

Si no que se lo digan a Jaime Simarro, ganador de la primera edición de SEAT DisrUP, la plataforma global que conecta a SEAT con el mejor talento para hackear juntos el futuro de la movilidad. Por ello, nos lanzamos a entrevistarle y conocerle un poco mejor.

¿Quién es Jaime Simarro?

Jaime Simarro es un madrileño de 22 años. Un tipo bastante curioso, bastante criticón (no hater) y ambicioso. Con estudios en Ingeniería Industrial en la Universidad Politécnica de Madrid y actualmente especializándose en el campo Ingeniería Biomédica, y más concretamente haciendo un Máster Mundus en Medical Image Analysis and Computer Aided Diagnosis (CAD) que me llevará en dos años a estudiar en Francia, Italia y España.

Si tuvieras que explicarle a un niño de 4 años a qué te dedicas, ¿qué le contarías?

Ayudo a la gente creando “programas” que detecten de manera más sencilla si un paciente está sano o tiene algún problema de salud. Si está enfermo, el programa ayudará a los médicos para que la persona se cure.

¿Qué valor tienen comunidades como Trivu a la hora de dar visibilidad a nuevos talentos?

Incalculable. Personalmente creo que muchas empresas no saben conectar y/o descubrir el talento joven y, por lo tanto, desaprovechan un potencial enorme.

Trivu se “cuela” en este hueco y ha entendido perfectamente que algo fallaba y sigue fallando en el sistema, y opta por crear puentes que sirven de altavoz para toda una generación que tiene mucho que decir.

Y no lo digo por decir, porque en mi caso personal me ayudó a poderle decir a una marca como SEAT a través del programa DisrUP cómo veía yo la movilidad a futuro, cosa que de otra manera no habría podido conseguir. Y además, teniendo la suerte de que la idea de mi grupo fuera tan valorada como para ganar la edición de Madrid.

¿Cuál es la última app que has usado antes de esta entrevista?

BBC News. Actualmente, por el Master que comentaba anteriormente, vivo en una residencia de estudiantes en Francia y no tengo televisión (que tampoco la querría, por otro lado). Por lo tanto, si quiero estar un poco al día de lo que sucede en el mundo, tengo que acudir a algún medio internacional, como la BBC.

¿Quién es la última persona a la que has llamado? ¿Se puede saber para qué?

A Carlos, uno de mis amigos de toda la vida. Le he llamado para ponernos un poco al día de la vida en general: estudios, amores, viajes…

¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo por primera vez? ¿Qué fue?

¡Esta es buena! Hace una semana que me animé a participar en una clase de parkour. Por ser estudiantes se nos ofrecen multitud de actividades tanto culturales como deportivas de manera semanal por sólo 25 euros al año. ¿Como puede ser tan barato? Porque los profesores son también estudiantes, una verdadera pasada y realmente asequible. Una pena que en España no copiemos estas estupendas iniciativas.

En general me gusta probar y experimentar nuevas cosas o, como tú dices, tener “primeras veces”. Es genial sentir ese miedo a lo desconocido y salir de vez en cuando de tu zona de confort. Te hace aprender constantemente y cada vez a mayor velocidad.

¿Qué ritual sigues a la hora de ponerte a crear nuevas ideas o soluciones a problemas?

Pensar, posponer, posponer, posponer… y cuando llega el momento de tomar una decisión, suelen pasar dos cosas:

A) Llegar a una solución de lo más improvisada y sin preocuparme mucho. Como si la idea me viniera “del cielo”. Suele ocurrirme cuando tengo un reto y lo dejo como en segundo plano, hasta que de repente… ¡BINGO! y reto resuelto.

B) Sentarme delante de un taco de hojas en blanco y empiezo a desgranar el problema en partes más pequeñas hasta que veo por donde ir orientando la solución.

En ambas situaciones intento escribir mis ideas, me parece que es más sencillo ordenarlas y esquematizarlas en el papel que en tu cabeza. Además, intentó obtener ayuda/feedback de mi familia o amigos, muchas veces no recibo el feedback esperado pero tan solo explicar tus ideas a alguien, puede ayudar a replantear las mismas y con ese pensamiento crítico hacia tus propias soluciones mejorarlas.

¿Qué significa para ti el reconocimiento a tu trabajo?

Algo vital. Y no solamente a nivel externo sino también hacia mí mismo, porque creo que nosotros somos los primeros que hemos de reconocer lo que hemos hecho bien y dejar de fustigarnos tantas veces.

Y en cuanto al reconocimiento que viene del exterior, creo que debemos hablar de dos aspectos importantes: salario (money, money) y la parte más moral o emocional, siendo el feedback adecuado una de las mejores herramientas para mejorar y crecer cada día.

¿Qué diferencias percibes, en este ámbito, entre los países en los que te has formado?

Por lo poco que he podido conocer de países como Francia, no hay ninguna organización que visibilice de esta manera a nuevos talentos, cosa que sí que empiezo a ver en España con Ecosistemas de talento como Trivu.

Tan sólo he podido comprobar como universidades están tratando de lanzar iniciativas. En China, donde hice una beca de verano, por ejemplo pude comprobar que hay una gran compromiso de los centros de educación superior en impulsar a sus alumnos a que se lancen a la aventura y monten su propia empresa/start-up. En  definitiva, las universidades son incubadoras de talentos, porque son el origen del mismo y la conexión está hecha pero, ¿dónde están las empresas?

Y por último, ¿qué cenaste ayer? Y… ¿la última vez que tomaste comida rápida? ¿Qué bebiste?

Para no variar ¡Pasta carbonara! Tengo que confesar que gran parte de mi dieta se basa en pasta y, casi siempre, carbonara. Es lo que tiene haber “salido del nido” y tener que cocinar para ti.

En cuanto a la comida rápida, la última vez fue en un viaje a París y fueron en una crepería (nada original, lo sé). La bebida fue “carafe d’eau” es decir, agua del grifo. En París es obligatorio y gratuito por ley este servicio, por lo que no hay que desaprovechar esta buena oportunidad para el bolsillo.  

Así que ya sabéis, ¡a ahorrar! Y si queréis probar suerte con el nuevo proyecto SEAT DisrUP como Jaime, os podéis inscribir en la nueva edición aquí.