No sólo han empezado a revolucionar el mercado laboral y empresarial, también marcan tendencia en el mundo financiero.

Muchas compañías lo pasan realmente mal para resultar sexis o atractivas a una generación de jóvenes que no se dejan camelar tan fácilmente. Para los millenials la retribución económica no lo es todo. De ahí que muchos de ellos no tengan ningún miedo a emprender, a buscarse las castañas fuera o a perseguir sus sueños por muy locos que sean.

Así han prácticamente obligado a las empresas a modernizarse, a entender su cultura y establecer nuevos métodos no sólo de captación, sino especialmente, de retención de talento. Hola Bizum.

Resultado de imagen de millennials gif

We’re taking over the World

A la par que su crecimiento profesional, el poder adquisitivo de los millenials también manda en el panorama mundial. Hablamos de una generación acostumbrada a querer algo y tenerlo ya. Las tarjetas de crédito o débito se habían convertido en su principal vía de pago, y en primera línea estaban Amazon, Uber, Airbnb y otros sucedáneos que tuvieron el camino hecho para entrar en el juego de la inmediatez.

Pero esto se hizo insuficiente para una generación que prácticamente vive pegada al móvil 24/7.  Google, Apple y Samsung lo vieron claro. A mediados de la década del 2000 lanzaron sus plataformas de pago por dispositivo móvil. La cuestión es que sólo era aplicable a servicios específicos, no muy cercanos al consumo diario de esta generación.

Resultado de imagen de apple pay gif

¿Salir a la calle sin un duro?

Hace unos meses, en un grupo de WhatsApp que comparto con amigos que viven en Latinoamérica, decidimos compartir todo lo que teníamos en la cartera: teníamos que ser sinceros, y no esconder nada de nada. Más allá de las risas por los condones caducados del año pasado (2018 tampoco está tan lejos) o por las fotografías de ex amores, todos hicieron hincapié en que yo no llevaba ni un p*to duro en la cartera.  

Era lunes, y yo llevaba todo lo necesario para comenzar la semana en Madrid: el abono, la tarjeta de la Seguridad Social, DNI, identificaciones varias, el Cristo de mamá, y obviamente, mi tarjeta del banco. A mis amigos les sorprendió que sólo llevase -y de casualidad- 20 céntimos en la cartera, incluso dos de ellos me hablaron por privado para preguntarme seriamente sobre mi estabilidad económica.

Poco después, una compañera de trabajo me comentaba que salía a la calle sin tarjeta, es decir, sólo con efectivo. WHAT? Di por hecho que a sus veintipico había renunciado a innovarse y que había decidido vivir así, a lo ‘old school’. Pues no. Su razón – que no había caído hasta entonces- era que de esa manera no gastaba más del presupuesto diario que se había marcado. Y al final, tenía razón. Ese euro o euro medio de imprevisto (de ná) que uno ataja a la tarjeta, iba poco a poco sumando a fin de mes.

Resultado de imagen de cash gif

Y aquí la reflexión: ¿Nos lleva tener una tarjeta y su fácil uso a gastar más de lo que podemos permitirnos? Es probable, así que rápidamente surgieron nuevas alternativas para acallar ese posible pensamiento que podría surgir entre los usuarios de los 90 hacia adelante.

Big Ideas 

En definitiva, esta generación elige cómo trabajar, y cómo utilizar el dinero que gana. Las empresas lo saben y necesitan escucharlos. Por ello, Línea Directa y Trivu se intentan adelantar a los hechos lanzando Big Ideas. Un hackathon creado para dar la oportunidad a los jóvenes de proponer sus ideas más disruptivas sobre los métodos de pago del futuro, y cómo acercar productos y servicios a esos millenials tan exigentes a través de las nuevas tecnologías.

El hackathon está dirigido a universitarios desde 3º de carrera hasta estudiantes de máster especializados en carreras de ciencias, ingenierías, económicas, actuariales o similares.  Los premios para las ideas más rompedoras alcanzan hasta los 1.500€ para invertirlos en cursos (a elegir) relacionados con las formaciones académicas del futuro. Puedes inscribirte aquí.

Resultado de imagen de hogwarts study gif

Y si quieres unirte a la comunidad de Trivu, rellena el siguiente formulario: